En general, los sistemas más utilizados, emplean limpiadora automática rotatoria, utilizando un disco rígido, tipo cepillo duro a alta velocidad, con producto químico de limpieza, fuerte y agresivo. Este sistema era adecuado para baldosas dura y lisa, que no respetaba la clase 3 (prueba del péndulo), con lo cual la limpieza se conseguía por el producto agresivo químico y tensioactivos que disolvían la suciedad.

Nuestro producto extrusionado Klinker, no habiendo sufrido ningún tipo de compresión en el proceso de fabricación (a diferencia del prensado), presenta una estructura cristalina, sin deformación alguna y, al no tener cavidad para la suciedad, es más difícil la adhesión de la misma.

Nuestro producto, para su correcta limpieza, no necesita productos químicos agresivos, sino simplemente agua y un detergente ligero. Nuestro consejo para la limpieza óptima es:

-Disco Tierno hecho de esponja, utilizable exclusivamente a baja velocidad de rotaciones:

La esponja penetra en toda la superficie y la baja velocidad permite una limpieza mecánica que remueve y a la vez que elimina la suciedad. (Se puede limpiar incluso simplemente con agua). Nosotros podemos ofertar los discos rotativos de esponja en diferentes medidas y detergente ligero, no agresivo que respecta el medio ambiente.