Los suelos elevados se aplican como una solución técnica a las instalaciones de cableado para la rehabilitación y construcción de edificios, que se puede instalar en soleras y pavimentos de forjado con nivelación adecuada o pavimentos existentes. Los soportes son ajustables en altura y si es necesario se pueden guardar diferencias superiores 50 cm.

Otro de los usos más frecuentes de los suelos elevados se aplica en terrazas transitables pues este sistema facilita el drenaje de agua de lluvia y mejora el aislamiento térmico.

Descargar

CATÁLOGO PAVIMENTO ELEVADO

Esta página contiene más información adicional en un documento adjunto que puede descargar a continuación en el siguiente enlace: